El CITA, premiado con el "Camisón de Honor" del Valle del Manubles

El Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) recibió este domingo 26 de septiembre el "Camisón de Honor" del Valle del Manubles por su labor en la investigación, conservación y divulgación de conocimiento en torno al sector de la fruta, las variedades tradicionales frutales y hortícolas y la diversificación productiva compatible con el medio ambiente.

El camisón era una prenda de trabajo, ahora en desuso, que se usaba tradicionalmente para la recogida de la fruta y en la actualidad se entrega una réplica de dicha prenda como reconocimiento honorífico que se otorga a personas del Valle del Manubles por su dedicación a la fruta a lo largo de su vida, o a una persona o institución por su especial apoyo a la fruticultura del Valle del Manubles.

Lucía Soriano, directora gerente del CITA, recogió esta distinción durante la V Feria Fruta del Manubles celebrada este fin de semana con numerosas actividades y talleres: Celia Cantín, investigadora ARAID de la Unidad de Hortofruticultura y miembro del IA2, presentó una cata dirigida de manzana reineta con el fin de poner en valor la fruta, mientras que Alicia Cirujeda y Gabriel Pardo, investigadores de la Unidad de Protección Vegetal, junto con Joaquín Aibar, investigador de la Universidad de Zaragoza, todos ellos miembros del IA2, realizaron una actividad para pequeños y jóvenes basado en el libro "Diviértete con las Plantas" del que son autores.

El CITA participa en el Valle del Manubles con diferentes proyectos: En el proyecto "Fruta del Manubles: tradición y calidad" se recuperaron variedades autóctonas y se puso en valor los productos tradicionales del Valle. Pilar Errea, investigadora de la Unidad de Hortofruticultura y responsable de la Dic¡visión de Producción de materias primas vegetales del IA2, fue la responsable de llevar a cabo los ensayos de recogida de material vegetal y fruto y su caracterización genética.

Azucena Gracia, jefa de la Unidad de Economía Agroalimentaria y de los Recursos Naturales y responsable de la división del IA2 del mismo nombre, realizó un estudio sobre la revalorización y mejora de la comercialización de la producción del Valle del Manubles diferenciado su calidad.

Cristina Mallor investiga en la producción de variedades hortícolas y de legumbres tradicionales y la mencionada Celia Cantín apoya la descripción sensorial y puesta en valor de la calidad de la fruta de pepita producida en el Valle del Manubles, esto último con el objetivo de crear marcas de calidad diferenciada con el objeto de su certificación.

Por último, Juliana Navarro, investigadora de la Unidad de Recursos Forestales y miembro del IA2, colabora en el cultivo de plantas aromáticas y medicinales, y en la creación de marcas de calidad diferenciada con el objeto de su certificación.