Campeones de la alimentación concluye con la entrega de premios de su concurso

"Campeones de la Alimentación", proyecto de divulgación científica inclusiva desarrollado por el Grupo Análisis y Evaluación de la Seguridad Alimentaria (AESA) de la Universidad de Zaragoza y el Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2) -centro mixto formado por investigadores de la Universidad de Zaragoza y el CITA de Aragón- con la colaboración de Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia e Innovación y Fundación Down Zaragoza, celebró este viernes 24 de junio en la Facultad de Veterinaria un acto de clausura donde se entregaron los premios de su concurso "Enigmas por disolver". 

La Planta Piloto de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la Facultad de Veterinaria fue el escenario de este acto de entrega de premios. Organizado en colaboración con Fundación Down Zaragoza, este concurso contaba con dos categorías: Dibujo, dirigido al Área de temprana y área de post-temprana con un nivel de comprensión bajo y sin lectoescritura; y la Liga de preguntas, dirigida al Área de post-temprana con un nivel de comprensión medio-alto y lectoescritura.

En la modalidad de Dibujo los participantes debían realizar un dibujo u obra creativa que representase un hábito alimentario saludable que lleven a cabo en su día a día. La categoría Liga de preguntas ha consistido en una competición basada en la publicación periódica en la web del Proyecto de 6 infografías sobre seguridad alimentaria, nutrición y etiquetado de los productos alimenticios. Cada una llevaba un “enigma por disolver” asociado con 3 preguntas tipo test que los participantes debían responder para conseguir puntos.

Durante los últimos meses "Campeones de la Alimentación" ha trabajado por formar en pensamiento crítico en relación a la alimentación a personas con discapacidad intelectual y personas con enfermedad mental, para promover así su autonomía y optimizar sus capacidades hacia una vida independiente a través de la toma de decisiones informadas y basadas en la evidencia científica. Para lograr ese objetivo se diseñaron unas herramientas didácticas que se estrenaron con éxito en una prueba piloto en colaboración con Fundación Down Zaragoza con contenidos sobre: pautas nutricionales y dietéticas para una alimentación variada y equilibrada, incluyendo consejos para la cesta de la compra; riesgos alimentarios y medidas higiénicas de prevención y control a nivel doméstico; y la información proporcionada en el etiquetado de los alimentos.